MundoLocoBC Te desea un hermoso mes de Octubre...Adri BC// Logo nuevo y Propio, No te pierdas de las ultimas novedades aqui!

domingo, 26 de septiembre de 2010

Confusos juegos de amor - Cap 5




Celos

Bella PROV

Bien, mi trabajo de distraer a Edward fue genial, me la pase increíble en su compañía y me dolía tratarlo así, pero si eso tenía que hacer para tener a mi Edward de vuelta, lo haría,…. O por dios, ¿Yo lo llame mi Edward?, esto esta mal.

- listo Alice, no pensé que raptar tu auto trajera estas consecuencias, pero no fue tan malo –

- yo lo se Bella, mi hermano y tu se la pasan genial juntos –

- si, ya entendí –

La fiesta transcurrió de lo mas normal, todos abrazando a un Edward que decía con la mirada "por favor, díganme que soy adoptado" , Emmett y Rosalie perdidos en el segundo piso, ¿acaso no conocían lo que significaba el pudor?, Jasper y Alice en la cocina, escondiéndose hasta la cena, querían sorprender a todos con la noticia de que son novios, pero todos se lo esperaban, incluso yo, Esme siendo la gran anfitriona que es, todo era como un típico cumpleaños en la casa Cullen hasta…

Tok, Tok

- Yo abro –

- nadie te discute eso Alice –

Mientras Alice le hacia una serie de muecas a Edward por su comentario, salio disparada hacia la puerta, ni siquiera se fijo por el orificio para ver quien era.

- Tanya, como estas –

¿Quién demonios invito a la realeza aquí?, sentí como Jasper me apretaba los hombros en señal de paz, pero con eso no lograría controlarme.

- Hola Alice, donde esta el mas guapo cumpleañero de todo Forks -

- esta en la sala, pero pasa, no queremos que te congeles –

La odio, la odio, la odio, y, por si no lo sabían, la odio, Tanya Espenser llevaba años insinuándosele a Edward pero a el no le agradaba en lo mas mínimo, eso era un gran consuelo para mi, Tanya no se merece a alguien como el.

La chica material corrió con los brazos abiertos Hacia Edward, juro que pude ver un rastro de ayuda en su cara, pero era demasiado tarde, Tanya le besaba el rostro muy alegremente que tuve que empezar a carraspear para que se separaran.

- hola Swan, tan elocuente como siempre –

- mira lo que trajo la lluvia, la raleza nos visita esta noche –

- visito a mi amigo Edward, a ti ni ganas de verte tenia –

- lo mismo digo, princesita, lo mismo digo. –

Veía como las miradas de todos viajaba de mi rostro al de ella, pero nadie se atrevía a hablar, hasta que Edward lo hizo.

- Esme, mamá, ya tengo hambre –

- que tal si pasamos todos al comedor –

Todos siguieron a Esme, excepto Tanya y yo, que seguía mandándome miradas de odio.

- y bien Tanya, ¿Quién te invito? –

- Creo que no eres la indicada para preguntar eso Swan, después de todo, tu eres una arrimada mas –

- eso no responde la pregunta Espenser –

- se te olvida que mi padre es el jefe de Carslie, el padre de Edward, yo me entero de todo lo que pasa por aquí, y mas si se trata de mi futro novio –

- ¿Qué note enseñaron a ser humana?, primero Edward tiene que pedirte que seas su novia y para seso falta mucho, así que puedes esperar sentada princesita. –

- a veces me pregunto si a ti no te gusta mi Edward, eso de amiguitos por siempre no me cuadra –

- no tengo que darte explicaciones a ti –

Estaba a punto de romperle su hermosa cara cuando Jasper nos interrumpió

- Tanya, te están esperando en el comedor, no quieren empezar sin ti –

- claro, como la persona importante que soy, lo entiendo –

Tanya se fue al comedor y yo estaba demasiado confundía.

- ¿en serio la estaban esperando? –

- claro que no, pero te estaba sacando de tus casillas y Edward estaba preocupado por que no aparecías –

- gracias por salvarme de cometer un error –

- ¿Qué tal si vamos afuera a que tomes un poco de aire y sirve de que te platico como me fue en mi viaje? –

- me parece genial –

Seguí a Jasper a afuera de al casa, caminamos hacia una banca de las muchas que se encontraban en el jardín de Esme.

- esa princesita que se cree, piensa que por ser la hija del dueño del hospital puede hacer lo que quiera –

- Bella, tú sabes que tiene un gran poder, eso no lo podemos negar, pero no creo que sea eso lo que te moleste –

- la verdad, no, eso no es lo que me molesta, es que es una resbalosa con Edward y ella no se merece a alguien como el –

- vaya, si no te conociera, diría que estas celosa –

- Yo celosa, no me hagas reír, -

- OH no, Isabella Marie Swan, ¿no me digas que te gusta Edward Cullen? –

Era demasiado tarde, mi comportamiento hablaba por si solo, pues ni modo, tendría que contarle todo a Jasper.

- ¿soy tan obvia? –

- pues, para serte sincero, no me lo esperaba, ¿desde cuando? –

- desde que tengo uso de razón –

- y ¿Por qué nunca se lo has dicho? –

- a claro, como es tan fácil hablar de esto con la persona que quieres, ¿que tal si el me rechaza?, no lo soportaría, además me dejaría de hablar –

- y ¿que tal si era persona siente lo mismo que tu?, es solo una suposición claro. –

- haber si entendí, ¿Edward, enamorado de mi?, como si eso llegara a ocurrir, no tienes que ser tan cruel con migo. –

- pues nunca lo sabrás por que no te arriesgas –

- y no lo haré, y tú no dirás nada, ni a tu adorable novia, entendido –

-pienso que es una locura, pero es tu vida, -

Seguimos un rato afuera, platicando de lo que hemos echo con nuestras vidas, pero en el momento que hablo de las citas de Alice, se me ocurrió una gran idea.

- Jasper, que tal si yo sigo con ese juego –

- pero,¿de que hablas?, tu eras la que mas lo odiaba –

- si pero, si eso me ayuda a eliminar mis sentimientos pro Edward, lo are –

-estas loca –

- tal vez si, tal vez no, ¿Quién sabe? -

- Creo que entramos de una vez, antes de que Tanya salga comprometida de ahí –

- no lo vuelvas a mencionar ni de broma –

- esta bien solo estaba jugando –

Entramos a la casa y Edward corrió hacia mí, apoyando sus manos en mis hombros.

- Bella, pensé que te habías ido, ¿Dónde has estado? –

- afuera, platicando con Jasper, es que no tenía hambre –

Ver el rostro de Tanya era como un premio para mi, si se preguntan por que no me llevo bien con ella, además de lo obvio, ella era mi mejor amiga en mi niñez al igual que Alice, solo que en la adolescencia, ella se entero de que me gustaba Edward y desde entonces juro que Edward seria para ella y ahí se acabo la amistad, yo sabia que si algún día se lo contaba a Edward, el no le creería para nada, después de lo que supo que nos hizo a mi y a su hermana, no le quedaron muchas ganas de seguir hablándole.

Abrasé instintivamente a Edward y el se quedo unos segundos inmóvil pero después reacciono y me rodeo con sus brazos.

- ¿y esto que significa? –

- no te había felicitado en todo el día –

- pues gracias, eso creo –

- también te traje un regalo, esta en la mesa –

- bien Edward, o sueltas a mi hermana, o te golpeo, no me interesa que sea tu cumpleaños –

- Emmett –

Gracias a mi hermano nos tuvimos que separar, y fue como una gratificación darse cuenta que Tanya ya no estaba.

- se fue justo después de que abrazaras a Edward –

- gracias Jasper –

Jasper y Alice dieron la noticia de su relación y todos los felicitaron aunque muchos ya lo suponían.

Edward se dedico el resto de la noche a abrir sus regalos, Esme le regalo una cámara digital con el pretexto de no tener una fotografía de ella en su cuarto, Alice menciono que su regalo se lo había dado en la mañana junto con el video y las fotos que yo le había dado a Alice, solo espero que ella no allá mencionado que eran mías, eso seria demasiado bochornoso para mi, Jasper y Rosalie le regalaron una cadena de plata con su apellido en cursiva, ellos le hicieron el mismo regalo a Alice en su cumpleaños pasado, solo que fue Rosalie, ya que Jasper no se encontraba aquí, Emmett le regaló una cartera de cuero y un cupón por una pizza gratis, Carsle le regaló un reloj de oro enorme, solo faltaba el mió.

- bien, este regalo es de Bella –

- no es necesario que lo abras ahora –

- vamos Bella, que tan malo puede ser –

Demoró un poco en abrir la envoltura, para cuando lo logró, saco de la caja un portarretratos que decía "Amigos por siempre" con letras llamativas y una foto de el y mía, cuado teníamos doce años, sentados en el piano sonriendo.

- es hermoso Bella, gracias –

- de nada cullen –

- ¿cullen? –

- Larga historia –

Todos se cuestionaron el por que lo llame así, pero Edward supo como evadirlos.

Se estaba haciendo tarde y tenia que irme a mi casa, o gran problema, yo no traje mi coche, ¿que voy a hacer?

- Bella, tú te quedas hoy en mi casa –

- Alice, pero… -

- nada, no traes tu auto y tu hermano se va a quedar con Rose, así que tu te quedas

aquí –

- esta bien –

Después de un rato Rose y Emmett se fueron, Jasper se fue después de que se despidiera por quinta vez de Alice.

- Bueno, creo que me llevo a Bella para que se cambie y poder dormir a gusto, Hasta mañana y feliz cumple Edward –

- igualmente Edward –

- buenas noches chicas –

Me encantaba ver a Edward feliz, Alice me prestó una de sus pijamas, era un conjunto de blusa de tirantes y short, si así se le podía llamar, de licra negro.

Me ocupe un poco en el baño desmaquillándome, recogiéndome el cabello para estar mas cómoda aun.

- Bella, el cuarto de huéspedes esta listo, ya sabes donde esta, lamento no poder acompañarte pero jazz esta apunto de hablarme y…-

- ya entendí Alice, descuida –

Después de un rato subí a la habitación de huéspedes que se encontraba justamente enfrente de la de Edward, suerte que su puerta estaba cerrada, así que no hubo dificultades, me acurruque debajo de las sabanas, pero no pude conciliar el sueño, no se cuanto tiempo estuve moviéndome en círculos hasta que me harte y fui hacia la cocina en busca de un vaso de agua o algún somnífero, pero ocurrió algo inesperado.

- ¿Bella, que haces despierta tan tarde? –

- pensé que me llamarías por mi apellido, Cullen –

- No siempre, solo cuando no soporte que me llames Cullen –

- OK -

- no has contestado mi pregunta –

- pues tenía sed y no conciliaba el sueño –

- ya somos dos –

- que, ¿tu noviecita te dijo algo para que no durmieras?, aunque con la cara basta –

- ¿mi noviecita? , ¿Te refieres a Tanya? –

- Tanya, Princesita, llámala como desees –

- por dios, tú más que nadie sabe lo que pienso de ella –

- si pero con tanto poder, puede hacer que cambies de parecer –

- ni en un millón de años me uniría a una persona tan falsa como ella –

- pues fea no es –

- no será que le tienes celos –

- yo, de esa, si como quieras Cullen –

- si, estas celosa –

- si eso te hace sentir mejor, cree lo que se te venga en gana –

- yo estaría celoso si algún chico se te insinuara –

- pues no te creo nada –

- no te culpo –

- buenas noches Cullen, creo que ya me dio sueño –

- espera, no te he agradecido tu obsequio –

- no es nada –

- es precioso, igual que las demás fotos –

- matare a tu hermana, como pudo decirte lo de las fotos –

Edward se empezó a reír frenéticamente.

- Bella, Alice no me dijo nada, solo lo supuse ya que esas fotos las tomamos el mismo día que la del piano y ve oque no me equivoque –

- demonios –

- ¿Por qué no querías decir que fuiste tu la del foto clip? –

- no lo se, creo que me daba pena –

- tonta Bella, si es el regalo mas bonito –

Mientras decía eso, se fue acercando poco a poco a mi, esto estaba yendo demasiado lejos, si seguía así, lo besaría, así que me aleje rápidamente hacia el pie de las escaleras.

- pues, solo es un presente, que bueno que te haya gustado, buenas noches –

- buenas noches, Chiquis –

En mi huida por las escaleras me quede paralizada cuando escuche como me llamo, me dijo chiquis, ese apodo solo me lo decía el, gracias a que mis mejillas se sonrosaban muy fácilmente.

Llegando a la habitación cerré la puerta lo mas pronto posible, no quería dar señal de que Edward me traía de un ala, me metí a dormir y esta vez no tarde nada en entregarme a los brazos de Morfeo.

En todos mis sueños apareció Edward, Creo que era hora de que Alice se enterara de esto, necesitaba su ayuda.

1 comentario:

Ada Cullen dijo...

AAAAA añalaes sin leer este fic ya quiero sabes mas mi IAE TE EXTRAÑOOO PORTATE BIEN TE AMOO

Comenta!