MundoLocoBC Te desea un hermoso mes de Octubre...Adri BC// Logo nuevo y Propio, No te pierdas de las ultimas novedades aqui!

viernes, 3 de diciembre de 2010

Confusos juegos de amor - Cap 9




Nada es igual

Emmett y yo íbamos muy callados todo el trayecto, aunque podía ver como me veía con cierta diversión, ¿tan mal me había dejado lo que pasó con Edward?.

Llegamos a la casa y me dispuse a ir a hacer la cena pero mi hermano trunco los planes.

- enana, ¿puedo hablar con tigo, que tal si pido una pizza para cenar? –

- si tu quieres, eso suena bien –

Me tomó por los hombros y me guió a la sala, ambos nos sentamos en el sillón, esto me olía mal.

- Isa, ¿tu y Edward en que paso van? –

- no entendí tu concepto –

- ya no eres una niña y eso de los mejores amigos no existe, el te gusta y tu le gustas a el –

- Edward y yo solo somos amigos, nada mas –

¿Qué le pasaba a mi hermano?

- por eso dormiste con el y traes una cara de semáforo en rojo en todo el camino de regreso a casa –

¿Cómo se dio cuenta? No lo iba a desmentir pero tampoco se lo iba a firmar.

- Emmett –

- mira Bella, eso de "mejores amigos" ni yo te lo creo, yo decía lo mismo de Rose y mírame –

- no es lo mismo –

- solo te puedo decir que (momento de duda) … Edward es un buen chico y lo puedes perder –

- ¿tu que sabes del tema? –

- tato como tu, solo que te haces de la vista gorda –

Me abrazo fuertemente y me besó en la frente, se que me quiere mucho pero no deja de darme miedo que pueda hacer algo en contra de Edward.

La pizza llegó en unos instantes, Emmett fue por ella mientras yo colocaba la mesa y encendía el televisor, como no había nada interesante lo deje en las noticias.

Terminando de comer limpie la mesa mientras mi hermano estaba pegado al teléfono ablando con su Rose, hacían una hermosa pareja, me gustaría pensar que Edward y yo podíamos aspirar a algo así, creo que me estaba precipitando un poco pero no me importaba, soñar no le hacia mal a nadie.

Subí a mi cuarto y me cambie para poder dormir cómodamente, lo cual o logré, eran las dos de la madrugada y yo no dejaba de pensar en ese beso, quería mas pero no estaba segura que volviera a pasar. El timbre de mi cedular me saco de mis pensamientos.

-¿Edward? –

No sabia si contestar o no, al diablo tenia que hablar con el, si el no mencionaba el beso, yo no lo haría, levanté la tapa del teléfono y lo llevé a mi oído muy lentamente.

- aquí Bella, ¿Quién habla? –

- Jasper tiene razón, tienes que cambiar tu forma de contestar el teléfono –

- es mi teléfono, yo puedo contestarlo como quiera –

- esta bien, yo no hablaba para pelearme –

- son las dos de la madrugada, estoy segura que no buscas una pelea a estas horas –

- ¿puedes dormir? –

- ¿te importa? –

- eso es trampa, no debes contestar con otra pregunta, a eso se le llama evadir –

- ya, no te quejes –

- contesta mi pregunta –

- no, no podía dormir –

- ¿me puedes decir por que? –

- no lo creo, es privado –

- ¿si yo te digo por que no podía dormir, tu contestas a mi pregunta? –

- depende del tema –

- lo tomare como un si –

- yo puse mis condiciones –

- no podía dormir por que estaba pensando en nuestro beso –

Genial, lo mencionó, ¿eso era una buena señal?

- Bella, no me dejes hablando solo –

- lo siento, me dejaste sin habla con tu respuesta –

- ya entiendo, no te agradó –

- de echo, no podía dormir por que estaba pensando en ti y en… el futuro –

- tal vez podemos pensar en el futuro pero, vamos mas despacio, haber que pasa –

- eso me parece estupendo –

- te extraño, creo que por eso no puedo dormir –

- pues vete acostumbrando pro que el regreso a clases es pronto y no te puedes desvelar, ¿Qué pensarían del señor perfección? o peor aun tu fans -

- yo solo espero agradarle a una persona –

Lo había olvidado, la chica misteriosa que traía de un ala a Edward, de pronto sentí muchos celos hacia esa persona, ni siquiera la conocía y no lo quería hacer, por eso Edward quería ir mas despacio, se había arrepentido de lo que pasó entre nosotros.

- sigues pensando en ella verdad –

- ¿de quien hablas? –

- de la chica misteriosa, a la que le dedicas la canción –

- la quiero mucho –

No puedo creer que tenga el descaro de decirme que la quería después de lo que paso entre nosotros.

- Edward, ya es tarde y tengo que dormir –

- si lo siento, hasta mañana chiquis –

- buenas noches Grandote –

Avente violentamente el celular hacia una pila de ropa sucia en la esquina de una habitación, sabia que era malo hacerse ilusiones con Edward cuando no había pasado más que un beso.

- ey, cuida ese celular que no te pienso comprar otro dentro de un buen rato –

La voz de mi hermano me asusto, cruzó como rayo mi habitación y recogió mi teléfono del suelo para ponerlo a un lado de la lámpara de noche.

- ¿que sucede enana? –

-para que lo preguntas, de seguro escúchate toda la plática –

- se que llamó Edward pero no se de que hablaron, pero para que te enojaras así, no fue agradable –

- Edward esta enamorado de una chica misteriosa –

- ¿de donde sacas esas conjeturas? –

- el dijo que quería a la chica a la que le dedica su canción –

- y si la canción esta dedicada a ti –

- no soy estupida para volver a hacerme ilusiones –

- ¿volver? –

- larga historia –

- enana, no te des por vencida, ya te dije lo que puede suceder, ahora duerme y deja que tu mente descanse –

- no creo lograrlo –

Emmett serró la puerta y yo trate de dormir sin mucho éxito, lo que me dijo mi Hermano me puso a pensar.

…tiempo. Transcurrido…...

Llevaba tres semanas sin saber de Edward, un montón de llamadas perdidas, dejar de ir a la casa de los cullen y cosas así, necesitaba tiempo para pensar.

Llegue a la conclusión de que estaba Enamorada de Edward y eso me lastimaba, lo tenia que evadir por que no tenia el valor de verlo a la cara, el estaba enamorado de la chica esa.

- Enana, Alice quiere que te lleve a la fuerza si es necesario –

- no puedo ir –

- vamos, no puede ser tan malo –

Mi hermano me tomó de la mano y me subió al carro a la fuerza, esta vez no me salvaba. Llegamos a la casa Cullen en muy poco tiempo, mi hermano volvió a jalarme hacia el interior de la casa donde se encontraba una muy efusiva Alice.

- Isabella Marie Swan, ¿Por qué demonios no venias a mi casa? –

- lo siento Alice, trabajos para la escuela, estoy por entrar y no los tenia terminados –

- ¿trabajos?, Edward tiene exactamente lo mismo que tu y esta muy relajado –

Tenía que mencionarlo.

- ya me conoces, soy perfeccionista –

- si, ya lo creo –

Creí que la vi a ella y Emmett mandarse miradas de complicidad pero no les di importancia.

- Bella, vamos a mi cuarto, tenemos tanto de que hablar –

Seguí a Alice sin replicar nada, después de todo no quería problemas con ella. Cuando llegamos a su habitación se escuchaban ruidos extraños en el interior, Alice abrió la puerta lentamente.

- pasa, y… lo siento –

Solo di unos pasos dentro del cuarto y Alice serró la puerta.

- Alice que demonios haces –

- ya me lo agradecerás –

La vos de la duende se escuchaba mas lejana cada vez, mis golpes en la puerta no servían de nada. Deje caerme vencida poco a poco en la puerta y escondí mi rostro entre mis manos, fue en ese momento cuando me percate de unos frenéticos golpes en la puerta del baño personal de Alice.

- Alice, mas te vale sacarme de aquí ahora –

- ¿Edward? –

- ¿Bella? –

Todo era una vil emboscada, nos habían dejado encerrados.

1 comentario:

Ada Cullen dijo...

OOOO ya quiero saber asm siii que siii que sucedee que apsa se confesaran porque dejan las cosas ahi no puedo eseprar por mas tiempo ....aaaaaa

Comenta!