MundoLocoBC Te desea un hermoso mes de Octubre...Adri BC// Logo nuevo y Propio, No te pierdas de las ultimas novedades aqui!

domingo, 5 de diciembre de 2010

Confusos juegos de amor - Cap 10




Cartas en la mesa

Alice era duende muerta, mira que dejarme encerrada en su habitación con Edward encerrado en el baño, esto no tiene nombre.

- ¿Edward y… a ti como te encerraron? –

- Alice dijo ver un insecto en su baño y vine a ayudarla, mala idea y tu ¿Cómo llegaste aquí? –

- Alice quería hablar con migo solo que me encerró y aquí estoy –

- Bella, no me lo tomes a mal pero creo que es un poco incomodo hablar con una puerta de por medio –

Sin darme cuenta, estaba recargada a la puerta del baño con un oído pegado a ella, esto si que era patético.

- creo que si pero, ¿Cómo se abre la puerta? –

- mi dulce hermana me encerró con llave, por lo que creo que las llaves están en el primer cajón de su mesita de noche, claro si es que no se las llevó –

- voy a averiguarlo –

Busque las dichosas llaves en el dichoso sitio y efectivamente ahí estaban, ahora me encontraba en un dilema, abrir la puerta y enfrentarme a Edward o fingir no haber encontrado nada y seguir con la estupida puerta de por medio. AYUDA.

- Bella, no me siento muy bien ablando con una puerta, habla por favor –

- o lo siento –

- ¿encontraste las llaves? –

-…. Si –

- que bien –

Camine lo mas despacio posible, preparándome mentalmente para ver a los ojos a Edward, introduje la llave, giré tres veces y la puerta se abrió dejando a la vista a un hermoso Edward.

- estaba pensando que jamás saldría de allí –

- ¿pues cuanto tiempo llevabas encerrado? –

- si me miras a los ojos seria más fácil contestarte –

No podía creer que se diera cuenta de un detalle tan insignificante como que seguía evadiéndolo, tome una gran bocanada de aire y lo mire directamente a los ojos, lo cual hizo que apareciera en el una sonrisa contagiosa y me hizo sonreírle también.

- mejor, ¿no crees? –

- Si tú lo dices, ahora contesta mi pregunta –

- una hora aproximadamente, eso es lo que llevaba encerrado –

No me dio tiempo de razonar, solo sentí un tierno beso en mi frente mientras unos fuertes brazos me abrazaban. Estaba tan confundida que no sabia como responder y mi acompañante se percató de ello por lo que se alejo un momento para estudiar mi rostro.

- ¿Qué pasa Bella? –

- n-nada, eso creo –

- pues ese nada no me cómbense –

- ¿Por qué me abrazaste? –

- por que te extrañaba, llevaba mucho sin verte, ¿Por qué ya no venias a verme?, ¿tan confundida estas con lo que pasó entre nosotros la ultima vez? –

- si un poco, fue… inesperado, eso es todo –

- tal vez no te gusto, por eso te alejaste, para no lastimarte –

Al momento que dijo eso, vi en su rostro un panorama de desolación, ¿mi comportamiento le dio a pensar eso?, yo no podía hacer que Edward sufriera, lo quiero demasiado y si para ello necesito sincerarme con el, lo haré, solo espero que no me deje de hablar o se aleje de nuevo.

- Edward, ese beso… -

- no tienes que excusarte Bella lo entiendo –

Esto me estaba haciendo enojar, tomé a Edward de las manos y lo obligué a que me viera a la cara.

- Edward, déjame habar a mi si no si me enojaré de verdad –

- esta bien –

- ese beso fue de lo mejor, no sabes cuantas veces había soñado con ello y había dejado de aspirar a eso cuando tu te alejaste de mi, por eso creo que tu no lo querías, que estabas confundido, que fue un impulso y te ibas a arrepentir pero, yo no me arrepiento de nada, yo si lo quería y… -

No podía segur, había hablado de mas, de seguro pensaba que era una idiota pensando que tenia una oportunidad con el.

- y ¿Qué Bella? –

- y me gustó, demasiado –

Si Edward tenia alguna duda de que si a mi me gustaba, en este momento yo se lo acababa de aclarar, me moría por el, Salí corriendo en dirección al baño, serré la puerta y puse seguro por dentro, me derrumbe en contra de la puerta poco a poco.

- Bella, abre la puerta –

- ya olvídalo Edward, no tiene importancia, has como que no dije nada, así no habrá nada de que hablar –

- pero y necesito hablar con tigo –

- yo no quiero, no quiero salir herida de todo esto –

- ¿y quien dijo que saldrás herida? –

- tú estas enamorado de otra persona, la chica a la que le dedicas la canción que escribiste –

- si quieres hablar de eso, necesito que abras la puerta, por favor Bella –

No le conteste, necesitaba un poco de tiempo para despejar mi cabeza de lo que acababa de decirle, me confesé sin titubeos pero, ¿Por qué demonios lo había echo?

Edward se escuchaba demasiado cerca, estaba tarareado una canción, la cual no conocía y no tardó mucho en cantar

- Aquí estoy yo
Para hacerte reír a vez mas
Confía en mi deja tus miedos atrás y ya te das
Aquí estoy yo con un beso quemándome los labios
Es para ti puede tu vida cambiar déjame entrar -

Su voz se escuchaba como un susurro, a el siempre se le había facilitado comunicar lo que sentía por medio de la música y eso es lo que intentaba hacer en estos momentos.

- Le pido al sol que una estrella azul
Viaje hasta a ti y te enamores solo

Aquí estoy yo
Abriéndote mi corazón
Llenando tu falta de amor
Cerrándole el paso al dolor
No temas yo te cuidare
Solo acéptame –

No lo soporté mas, Edward me estaba pidiendo una oportunidad, abrí la puerta y corrí a su lado, lo abrasé pero el siguió con su canción.

- Aquí estoy para darte mi fuerza y mi aliento...
Y ayudarte a pintar mariposas en la oscuridad
Serán de verdad

Quiero ser yo quien despierte en ti nuevos sentimientos
Y te enseña a querer y entregarte otra vez sin medir
Los abrazos que dude...

Le pido a dios
Un toque de inspiración
Para decir
Lo que tu esperas oír de mi -

Si no me fallaba mi sentido de intuición, lo que el intentaba decir es que queria hacer todo lo mas correctamente posible para estar bien con migo, no pude evitarlo, unas traicioneras lagrimas comenzaron a correr por mis mejillas, las cuales fueron sesadas por los cortos besos de Edward sobre ellas.

- Aquí estoy yo
Abriéndote mi corazón
Llenando tu falta de amor
Cerrándole el paso al dolor
No temas yo te cuidare
Solo acéptame

Dame tus alas mas voy a llorar
Y de mi mano te invito a volar...

Aquí estoy yo (y aquí estoy yo)
Abriéndote mi corazón (mi corazón)
Llenando tu falta de amor (falta de amor)
Cerrándole el paso al dolor (cerrándole el paso al dolor)
No temas yo te cuidare (te cuidare)
Solo acéptame (acéptame)

Aquí estoy yo
Abriéndote mi corazón
Llenando tu falta de amor
Cerrándole el paso al dolor
No temas yo te cuidare
Siempre te amaré. –

Lo abrasé mas fuerte, temía que esto solo fuera un sueño y que Edward desapareciera de un momento a otro, todo era perfecto, el dejó en claro que me AMABA, pero eso no me bastaba, tenia que escucharlo de nuevo, me aleje un poco de el para poder ver su rostro con esa mirada tierna y encantadora de ojos verdes que el tenia.

- Edward, ¿esto que significa? –

- que te amo Bella, eso significa –

- las palabras que estas usando son muy fuertes –

- estoy de acuerdo pero es lo que sentó en estos mementos –

- yo también te amo Edward –

Me levantó e vilo para poder depositar un beso en mis labios, fue tierno y cariñoso, enredé mis manos por detrás de su cuello para asegurarme de que no se alejara mientras el seguía con ese adictito movimiento de nuestros labios, después de un momento delineo mi labio inferior con la punta de su lengua, pidiendo permiso para profundizar el beso, el cual yo concedí, sentir todo su cariño hacia mi por medio de ese beso era lo mejor que me había pasado en la vida, yo lo amaba y el a mí.

Nos separamos en busca de aire pero no dejamos de mirarnos a los ojos, estaba extasiada de Edward, no se como pude ser su amiga por tanto tiempo y perderme de esto.

- Edward, ¿y esto en que nos deja? –

- Bella, creo que amigos ya no podemos ser –

- si, eso me queda más que claro –

- ¿te… gustaría ser mi… novia? –

- pero… y la chica de la canción, se ve que la quieres demasiado y… -

- tonta bella, la chica de la canción eres tu, ¿no te pudiste dar cuenta? –

- Edward, eres un tonto, ¿Cómo no me dijiste eso antes? no sabes cuanto me dolía esto y tu solo no decías nada -

- así que la gran Bella tenia celos de si misma –

- ríete lo que quieras Cullen –

- no has contestado mi pregunta pero, antes de que lo hagas, ¿Qué asa con el chico de tu canción, según tu lo quieres demasiado, también es producto de celos para mi –

- es un chico excepcional, y si, lo quiero demasiado –

- entiendo –

Se que era malo usar esto de las canciones en contra de Edward pero, si el me hizo dudar, era bueno que el tuviera un poco de celos de el mismo ¿no?

Tomé la mano de Edward para llamar su atención, el me miraba confundido, creo que fue suficiente.

- ¿Qué se siente tener celos de ti mismo? –

- ¿de que hablas Bella? –

- tú eres mi inspiración para la canción, siempre se trató de ti –

- e-en serio –

- sip, recuerdas, ese día dijiste que el chico era un idiota por no darse cuenta de que me gustaba, creo que fuiste un poco duro con tigo mismo -

- oye, tú te llamaste estupida por no darse cuenta de el chico que tenía en frente -

- creo que ambos nos comportamos como unos imbesiles -

- secundo tu moción –

Me volvió a abrazar posesivamente, creo que podría acostumbrar a esto.

- bueno, Bella, ¿Qué dices, quieres ser mi novia? –

- por supuesto que quiero Edward –

- me alegra escuchar eso –

Después de declararnos mutuamente nos dimos un intenso y apasionado beso, nos queríamos y nadie nos iba a detener, de pronto se escuchaban unos cuchicheos del otro lado de la puerta. Edward y yo reímos al imaginarnos una efusiva Alice en el pasillo.

- ¿Qué demonios quieres aquí Alice? No te basta con dejarnos encerrados a mi y a Bella-

- cálmate hermanito, solo me aseguraba de que todo estuviera bien –

- estaría mucho mejor si nos dejaras salir –

- Bella, la puerta siempre estuvo abierta, si no me crees, míralo por ti misma -

Edward y yo nos miramos el uno al otro, caminamos juntos a la puerta, cual fue nuestra sorpresa al ver que esta no puso objeción en abrirse.

- les dije, ¿Qué clase de persona creen que soy? –

- Alice, te recuerdo que a mi si me dejaste encerrado en tu baño –

- si por que so no, Bella no le hubiera llamado la atención y se abría dado cuenta que la puerta no tenia candado –

- Edward te veo abajo, y me das permiso de matar a tu hermana –

- por mi no hay problema, siempre quise ser hijo único –

Le di un rápido beso en los labios, lo cual le asustó un poco, esto era demasiado nuevo tanto para el como para mi, y me arranque en la persecución de Alice por la casona, no la alcance pero se tropezó en una de las habitaciones y eso me bastaba como venganza por el "encierro".

- Bella, basta, me golpee demasiado feo, tu ganas –

- si ya lo vi, descuida, no le puedo hacer nada a mi cuñadita y amiga preferida –

- ¿cuñadita, Edward y tu son novios? –

- ¿tienes otro hermano o que? –

- OH, Bella –

Se levantó del suelo y me abrazó con una fuerza sobre natural para una personita como ella.

- Alice, no se supone que te metiste tremendo golpazo en el tobillo –

- sabes que soy buena actriz –

No cabe duda, Alice era la mejor cuñada que me pudo haber tocado

1 comentario:

Ada Cullen dijo...

hahahahaah me encantoo por fin noviooos si que se me habai ehco eterno estooo

Comenta!